El Gobierno nacional acordó hoy con la Mesa de Enlace hacer una revisión sobre la cadena de producción y comercialización agroindustrial para determinar los costos e incidencias en el precio final de los alimentos de los diferentes eslabones, sin apelar al aumento de las retenciones o establecer cupos de exportación.

El entendimiento fue alcanzado en una reunión de más de una hora y media que mantuvo el presidente Alberto Fernández y parte de sus Gabinete con los titulares de las cuatro principales entidades agropecuarias que integran la CEEA, en Casa de Gobierno la tarde del miércoles.

Tras el encuentro, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, remarcó que lo más importante fue "la excelente disposición de todos para abordar un problema tan importante como es la accesibilidad de la población a los alimentos".

En este sentido, "hubo acuerdo en explorar todas las posibilidades que permitan que la población pueda acceder a alimentos de manera accesible".

Dichas posibilidades se enmarcan en hacer "una revisión de la estructura comercial tanto desde la exportación hasta la venta del producto y desde la venta del productor hasta la transformación de esas producciones dentro de lo que va finalmente a góndola".

"Lo que hemos quedado es en revisarlo para ponernos de acuerdo, generar un diálogo intersectorial no solo con los productores sino con los distintos actores de la cadena para que podamos concluir con un objetivo que sea común a quienes son parte de las cadenas de producción de alimentos", dijo.

 

TELAM