La ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, aseguró hoy que la provincia hace "un enorme esfuerzo para tener una política integrada" en el combate del coronavirus, en respuesta a un grupo de intendentes que manifestaron su intención de reabrir todas las actividades en sus distritos más allá de lo autorizado.

"Los llamé personalmente y les expliqué que la provincia hace un enorme esfuerzo para tener una política integrada”, dijo García, al tiempo que pidió a los mandatarios locales ser "muy cuidadosos" porque "ningún municipio está libre de la aparición" del virus.

"Hay que ser muy cuidadoso porque ningún municipio está libre de la aparición del Covid-19 y no se pueden tomar decisiones arbitrarias, hay un control muy estricto para decidir qué actividades se habilitan y cuáles no, para lograr un mejor control de la circulación del virus”, completó en diálogo con Radio 710

En ese marco, la funcionaria recordó que el gobernador Axel Kicillof "viene planteando medidas muy estrictas en el uso del transporte público y a la limitación para aquellas personas que viven en el conurbano a que desarrollen tareas en la Ciudad".

"Hay que tener mucho cuidado con las actividades que se habilitan, sobre todo aquellas que tienen contactos personales”, argumentó.

Asimismo, recordó que la ciudad inició "una nueva etapa con algunas variantes que la provincia no va a tomar" porque todavía está "en un estado de alerta respecto de la posible propagación en el primero, segundo y tercer cordón".

"Estamos muy cuidadosos mirando la totalidad de los municipios, lo dijo el gobernador Kicillof", agregó.

Subrayó que "en la mayoría de los distritos ya está todo habilitado" y mencionó los casos de "Bahía Blanca, Tandil y Olavarría", que que "tienen la mayoría de las actividades habilitadas".